viernes, 13 de febrero de 2009

Así como llegó se fué

Lo imaginé una y otra vez
era como yo lo soñé
tan perfecto, tan único, tan dulce...
caí rendida a sus pies, cogió mi mano y con un dulce beso
hizo que mi mundo se convirtiera
en todo lo bello y maravilloso que pueda existir
era él, el amor que llegó a mi vida
desde entonces fui feliz...

así como llegó, se fué
dejó heridas muy profundas en mi corazón
dejó el vacío que ahora no puedo llenar
dejó lágrimas y dolor
me dejó sola...
Volverás? no lo sé
la esperanza seguirá conmigo
hasta el día en que tu me dejes de amar...

4 comentarios:

m dijo...

casi siempre idealizamos a las personas a tal punto de verlas perfectas...una dosis de realidad caería bien para nos sufrir en el aterrizaje...

hazte feliz tú misma, empecemos a llenar esos vacíos :)

no estás sola ok...la esperanza permanecerá contigo hasta que tu decidas...

bsos

Vanessa MorHi dijo...

de acuerdo con m, idealizar a alguien es un error comun, pero hay veces que no se puede evitar.

Y si hay que prepararse para la caida,

mi unico consejo es la frase que siempre me ayuda "Las cosas pasan por algo, asi sean buenas o malas, cada cosa te da una enseñanza"

Anónimo dijo...

SOLO EL AMOR LO PUEDE TODO, LO DEMÁS NO CUENTA (:
¡LINDO POEMA!
ITALO

Anónimo dijo...

Tú misma lo dijiste, no existen los príncipes azules, mira bien, todos tenemos un ying y un yang

Te leo
Piero